Restaurante

El restaurante se divide en espacios casi individualizados con espacio para 50 personas, en el que se han respetado las irregularidades constructivas en paredes y ventanas de este antiguo edificio que ha sido desde almacén de sacos hasta taller de cordelería.

 
Intimo y muy acogedor posee un artesonado en madera mudéjar fiel reproducción del original existente en una de las capillas de La Catedral de San Salvador o de "La Seo" de Zaragoza. Existen dos niveles separados entre si mediante una preciosa barandilla realizada en madera.

En el salón podrá disfrutar de una esmerada cocina típica aragonesa, en un entorno cordial, esmerado trato, cercano y familiar, haciéndolo así apto para todo tipo de almuerzos de trabajo, reuniones o celebraciones familiares además de disponer de un salón privado.

Los salones guardan los recuerdos del viejo edificio remozado, sin perder su viejo sabor. Todos estos factores hacen que conocidos políticos y deportistas de élite vengan a disfrutar de la Posada.

El Bar



 
El viejo bar, lleno de recuerdos, que es parte de nosotros mismos y de nuestra cultura, son aquellas entrañables fotos de Calatayud y esos carteles de los viejos colmados, dan a esta taberna un aire evocador y diferente.

La gastronomía es otra de nuestras mejores ofertas. Podrá encontrar una variada carta tanto de menús diarios como de platos especiales.

Nuestra carta de vinos estamos convencidos de que podrá satisfacer al paladar más exigente y completará una perfecta velada.



- aviso legal - Diseño Espacio Creativo    

Utilizamos cookies para asegurarnos de obtener su mejor experiencia en nuestra web. Consulte nuestro aviso legal para más información. Aceptar